3 desafíos de la fuerza laboral en las organizaciones manufactureras

Por Arturo Rocha
3 desafíos de la fuerza laboral en las organizaciones manufactureras

Todos tenemos aspectos específicos de nuestro trabajo que suelen quitarnos el sueño. Para los que trabajan en Recursos Humanos, el miedo suele aparecer cuando llega el momento de la inscripción abierta y la administración de beneficios. Los gestores de nóminas probablemente experimentan sentimientos similares cuando se emiten cheques de pago incorrectos. Para la fuerza laboral en las operaciones de manufactura de primera línea, hay 3 problemas comunes que pueden atormentarles.
 
La buena noticia es que, en muchos casos, la tecnología de gestión fuerza laboral puede ayudar a resolver estos problemas y a disipar sus temores.


Te invitamos a leer:

Mantenimiento y Seguridad Industrial

La mejor información corporativa en la Revista Contacto de Union Empresarial


 
1.    Escasez de talento calificado

No es ningún secreto que la industria manufacturera tiene un problema muy serio cuando se trata de la mano de obra. De hecho, según la Encuesta de Perspectivas de los Manufactureros del 2º Trimestre de 2019, el 68,8% de los encuestados citan la incapacidad de encontrar trabajadores cualificados como un reto principal. Un estudio separado realizado por Deloitte estima que la brecha de habilidades puede causar que 2.4 millones de puestos queden sin cubrir de aquí a 2028, con un impacto económico potencial de 2.5 billones de dólares. Es una estadística que asusta
 
Para hacer frente a este problema, el sector de la manufactura debe centrarse en retener a sus colaboradores actuales e innovar en lo que respecta a sus estrategias de adquisición de talento. Una forma de hacerlo es crear una experiencia diferenciada para los empleados mediante la implementación de tecnología que responda a las necesidades de los trabajadores. Esto puede lograrse ofreciendo a los empleados más flexibilidad y participación en sus horarios, proporcionando información sobre el rendimiento personal y facilitando a los colaboradores datos en tiempo real para que su trabajo sea más fácil. Esto puede hacerse desde su dispositivo móvil preferido, en casa o en la planta.
 

2.    Horas extras excesivas e innecesarias

Cuando la demanda es alta y la mano de obra disponible es baja, las horas extras son una parte esencial de las operaciones de fabricación. En épocas difíciles, cuando la atención se desplaza de la alta producción a la reducción de costos y a la preservación del efectivo, el exceso de horas extras puede ser un perjuicio para las operaciones. Lo que hace que sea un reto aún mayor es que es prácticamente imposible de ver sin las herramientas adecuadas. Sin visibilidad de la causa raíz de las horas extras, no hay forma de tomar medidas correctivas.

Con la automatización inteligente, los gerentes pueden recibir notificaciones proactivas para alertar cuando uno de sus colaboradores se acerca a las horas extras. Esto permite a los directivos realizar los cambios de programación necesarios en el momento. No sólo eso, sino que la tecnología puede sugerir a los empleados de reemplazo que pueden cubrir el tiempo regular para evitar horas extras innecesarias. Estas ideas y recomendaciones en tiempo real pueden ayudar a los responsables de primera línea a centrarse en las prioridades estratégicas, en lugar de enfrentarse a una pesadilla de sobrecosto de la producción por la mala planeación.

3.    Imprecisiones en el cálculo del costo de la mano de obra

 
Dado que la mano de obra es uno de los mayores gastos controlables en muchas organizaciones de manufactura, es fundamental que estos costos se controlen y asignen con precisión. Sin embargo, la complejidad de las operaciones actualmente hace que la asignación de tiempo en las líneas de producción y las órdenes de trabajo sean una propuesta aterradora. Sin un cálculo preciso de los costos de los trabajos, se encontrará con posibles excesos de gastos.
 
La tecnología de administración de la fuerza laboral puede ayudar ofreciendo herramientas fáciles de usar para asignar con precisión el tiempo a actividades de producción específicas y proporcionar a los gerentes una visión en tiempo real de estos datos. Esto garantiza un cálculo preciso de los costos de los trabajos, de modo que pueda redefinir sus estándares de la fuerza operativa para lograr la máxima eficiencia y aumentar los márgenes de beneficio.  Por último, una mayor visibilidad de los datos permite a la dirección comprender mejor en qué emplean el tiempo sus colaboradores e identificar oportunidades para impulsar la mejora continua y maximizar la productividad.
 
Con tanta interrupción e incertidumbre en este sector, es más importante que nunca abordar rápidamente estos desafíos para seguir siendo competitivos y garantizar el éxito futuro. Esto comienza con la priorización de las inversiones que proporcionan una visión mejorada de su negocio y apoyan la entrega de una experiencia diferenciada para los colaboradores.

Otras publicaciones

Deje un comentario