5 tecnologías que brindan seguridad en la industria farmacéutica

Por Arturo Rocha
5 tecnologías que brindan seguridad en la industria farmacéutica

La industria farmacéutica constituye uno de los pilares económicos más importantes del mundo. De acuerdo con Statista, en 2020 este sector tuvo a nivel global ingresos superiores a 1.25 billones de dólares. En América Latina, el primer puesto del mercado lo encabeza Brasil, seguido por México y Argentina.

Por ello, miles de empleos dependen de la industria farmacéutica. Se estima que en 2019, en México 52 721 puestos de trabajo pertenecían a este sector, que al igual que otras grandes industrias no se encuentra exento de los peligros a los que se enfrentan los empleados en los sitios de trabajo.


Te invitamos a leer:

Instalaciones, sustentabilidad y sedes en los juegos olímpicos

La mejor información corporativa en la Revista Contacto de Union Empresarial


Los riesgos laborales que afrontan los trabajadores de la industria farmacéutica son químicos, biológicos y físicos. El desarrollo de fórmulas para la elaboración de medicamentos conlleva peligros químicos y biológicos, tales como la manipulación de sustancias altamente inflamables, de material biológico y de agentes patógenos (como virus y bacterias), así como el contacto con sustancias tóxicas que pueden originar riesgo de cáncer, malformaciones del embrión o feto en mujeres embarazadas y otros efectos adversos.

El riesgo de salpicadura de algún producto químico como ácidos, sosa, amoniaco, solventes, alcoholes o peróxidos durante la fabricación de productos farmacéuticos puede ocurrir en cualquiera de las cinco etapas de desarrollo del producto: investigación y desarrollo (I&D), fabricación, control de calidad, almacenaje y mantenimiento. Para evitar los riesgos por la manipulación de sustancias y materiales los trabajadores deben utilizar equipo de protección personal (EPP) hecho de tecnologías de vanguardia, como:

  • Batas de laboratorio que brinden una barrera inherente a partículas, microorganismos y líquidos ligeros no peligrosos, además de que suministren un balance ideal de protección, durabilidad y confort.
  • Mandil con mangas, indispensable para evitar la contaminación durante el proceso de manufactura y brindan mayor protección en la parte superior de los brazos, pecho y hombros del trabajador.
  • Overol con capucha equipada con sello de hule. Es indispensable al momento de trabajar en la manufactura de APIs (Active Pharmaceutical Ingredient), que involucra carga y descarga de sustancias químicas orgánicas en camiones, trabajo con solventes, limpieza de reactores farmacéuticos, exposición a APIs liofilizados y aseo de tanques y contenedores. Su objetivo principal es proteger desde los tobillos hasta las muñecas, y la capucha debe de ajustar perfectamente la cabeza del empleado.
  • Cubrebotas, necesarios para proteger los pies durante el proceso de manufactura de productos seguros y de calidad, que se lleva a cabo bajo condiciones asépticas y con estrictos procedimientos operativos. Al mismo tiempo, es importante garantizar a los trabajadores seguridad óptima en la exposición a peligros químicos y biológicos.
  • Guantes. Estos deben brindar seguridad durante la manipulación de maquinaria, objetos afilados y sustancias químicas, como ácidos, bases, solventes, grasas y aceites; que podrían provocar quemaduras o irritación.

DuPont se dedica a desarrollar tecnologías para las diferentes industrias, ya sea: farmacéutica, fabricación en general, automotriz, entre otras. Es importante conocer los diferentes tipos de Equipo de Protección Personal (EPP) para que los trabajadores siempre estén protegidos de los riegos que viven todos los días.

Otras publicaciones

Deje un comentario