Contaminación por plásticos de un solo uso

Por Arturo Rocha
Contaminación por plásticos de un solo uso

El plástico fue inventado a mediados del siglo XIX y fue hasta la década de 1970 que se hizo popular entre los consumidores. Posterior a esto, los fabricantes comenzaron a reemplazar los envases de vidrio o papel con alternativas plásticas. Se estima que desde 1950, se han producido 8 300 mil millones de toneladas métricas de plásticos y la mitad de esa cifra en los últimos quince años.

¿Qué son?

Los plásticos de un solo uso son aquellos productos diseñados a base de combustibles fósiles (petroquímicos), destinados a ser eliminados inmediatamente después del uso, inclusive a minutos de haberlo comprado, como botellas, envolturas, popotes, bolsas, entre otros; siendo un gran ejemplo del problema que la cultura de usar y tirar, ha causado.


Te invitamos a leer:

Mantenimiento y Seguridad Industrial

La mejor información corporativa en la Revista Contacto de Union Empresarial


La dependencia a estos plásticos significa que la acumulación de desechos marcha a una gran velocidad, pues en muchas ocasiones, en lugar de invertir en bienes duraderos, a menudo se elige la comodidad por sobre los impactos a largo plazo.

Reducir nuestro consumo en estos materiales, es el medio más efectivo para evitar este desperdicio, así como los impactos relacionados con la producción del mismo. Igualmente importante es promover el reciclaje de los plásticos, si bien no es algo nuevo, si es necesario encontrar nuevas estrategias que ayuden a reciclar más objetos, como es el caso de artículos pequeños como los popotes, bolsas y cubiertos, los cuales son rechazados de los centros de reciclaje, pues debido a su tamaño solo caen entre las grietas de la maquinaria.

¿Cómo afectan?

Sabemos que estos elementos no se descomponen por sí solos, por el contrario, con el paso del tiempo y con ayuda del sol, terminan convirtiéndose en piezas cada vez más pequeñas, hasta formar los ya famosos, microplásticos. Los microplásticos son fragmentos microscópicos de no más de 5 milímetros, que son transportados hasta llegar al agua, donde son ingeridos por la vida silvestre y por nosotros.

Por otro lado, la continua exposición a estos microplásticos, así como a los químicos que contienen, son perjudiciales a la salud, pues muchos de ellos son conocidos como alteradores endocrinos, provocando desequilibrios hormonales problemas reproductivos como la infertilidad e inclusive cáncer.

La contaminación por plástico es un grave problema, a medida que son arrojados a la calle, son arrastrados por la lluvia, viajando a través de los desagües pluviales, siendo depositados en ríos y otros cuerpos de agua. Motivo por el cual, la fauna se ve mayormente afectada, cada día es más frecuente encontrar animales de todos tamaños y especies con los estómagos llenos de esta basura.

De acuerdo a estudios en aves marinas se ha encontrado que el 90 % de ellas presentan plásticos en los intestinos y el 100 % de las tortugas también, un dato alarmante pues aún que pareciera un problema lejano a nosotros, la realidad es que no lo es, pues igualmente estas partículas de plástico se alojan en los intestinos de los mariscos que consumimos; inclusive científicos estiman que para el año 2050 habrá más plástico en los océanos que peces.

La contaminación causada por el plástico y su fabricación, se ha visto intensificado por su acumulación causada por la sobre producción y frecuente consumo. Este excedente queda varado en las playas, ríos, lagos, océanos y seguramente en muchos más sitios de los que podemos imaginar, afectando a miles de especies incluidos nosotros, los humanos.

En muchos países ya comenzaron la prohibición del plástico y han obtenido excelentes resultados, aún falta mucho por hacer, iniciando con reducir nuestro consumo de este tipo de materiales, optando preferentemente por aquellos que pueden reutilizarse múltiples veces. No hay que perder de vista que, si elegimos mejor al comprar, las empresas se verán obligadas a innovar, reconsiderando sus diseños para ofrecer materiales sostenibles; a su vez, se logrará cambiar la mentalidad de más consumidores, ya que las personas comenzarán a reconocer lo innecesario de desperdiciar.  

Por Cynthia Martell Ortiz de Earthgonomic México, A.C.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C.

Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org / @Earthgonomic / Earthgonomic / contacto@earthgonomic.com

Otras publicaciones

Deje un comentario