Herman Miller quiere evitar que 23 millones de botellas de plástico acaben en los océanos

Por Arturo Rocha
Herman Miller quiere evitar que 23 millones de botellas de plástico acaben en los océanos

Herman Miller, empresa líder  en  tendencias  de  innovación  y  diseño de mobiliario, anunció que toda su gama de las sillas Aeron se manufacturarán con plástico que de otra manera terminaría como contaminación en los océanos. Se planea que esta iniciativa logré reutilizar hasta 150 toneladas cada año, lo que equivale a 15 millones de botellas de plástico.

Cada año, llegan al océano alrededor de ocho millones de toneladas de plástico. Eso equivale a descargar un camión de basura lleno de plástico en el mar cada minuto. Herman Miller se une a NextWave como participantes activos para resolver el problema del plástico que tiene como destino el océano, y además para buscar oportunidades de incorporar ese plástico en sus operaciones a nivel mundial. Herman Miller está orgullosa del progreso que ha logrado con su embalaje y sus textiles, la compañía está preocupada por continuar participando para prevenir que el plástico dañino alcance los océanos al incorporarlo en la icónica silla Aeron, en la cual usan hasta 1.13 kilos de plástico reutilizado. 


Te invitamos a leer:

Instalaciones, sustentabilidad y sedes en los juegos olímpicos

La mejor información corporativa en la Revista Contacto de Union Empresarial


Esta acción forma parte de la iniciativa colaborativa y de código abierto, NextWave Plastic, con la que demuestran su continuo compromiso hacia la sustentabilidad y su meta a largo plazo de aumentar la reutilización de contenido reciclado en todos los materiales que emplea la empresa en por lo menos a un 50 % para el 2030, incluido el uso del plástico que termina en los océanos.

Al integrar este material reciclado en los productos y soluciones de embalaje, Herman Miller calcula que recupera hasta  234 toneladas métricas de plástico anualmente, el equivalente a prevenir que cerca de 400 000  jarras plásticas o 23 millones de botellas de plástico, acaben en el océano cada año.

Aeron Onyx Ultra Matte es el producto más reciente de una creciente lista de productos en los que Herman Miller incorpora en el diseño la reutilización de este tipo de plástico. El programa también incluye piezas de la Colección espacio de trabajo OE1 que se lanzó recientemente, la silla Sayl en Europa, las bandejas utilitarias incorporadas en los pedestales y su colección textil más reciente, Revenio, que está hecha con materiales 100% reciclados e incluye un poliéster biodegradable. 

La empresa también está reduciendo su huella ecológica con el uso de plástico destinado a los océanos en sus cajas de envío reutilizables, que transportan piezas a los proveedores y viceversa, y en las bolsas de polietileno que protegen los productos durante su transportación.

En proyecciones actuales, existe el riesgo de que se triplique la tasa de plásticos que terminan en el océano. Una de las estrategias vitales para cambiar este destino, es demostrar que este tipo de plástico tiene valor. Con estas acciones Herman Miller no solo demuestra el valor comercial del material, sino que también evidencia el impacto que la acción colectiva tiene en el desarrollo de cadenas de abastecimiento para este plástico.

Otras publicaciones

Deje un comentario