Si no mides, no puedes mejorar

Por Arturo Rocha
Si no mides, no puedes mejorar

Por Octavio Agüeros Durán, M. en D.E.C.H.

Actualmente nos encontramos en un entorno donde las métricas no son un plus, sino una necesidad que nos obliga a implementar un sistema de gestión de indicadores para conocer específicamente el aumento, disminución o contención de lo que queremos medir.

Como primer punto es importante reconocer el proceso de construcción de un indicador, ya que a menudo tiende a confundirse con el objetivo en sí o con la meta, y por tal motivo al no medir lo correcto, difícilmente podemos mejorar.

¿Cómo construyo un indicador?

Generalmente el indicador se desprende del objetivo (estratégico u operativo), mismo que debe responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué se quiere lograr? – Verbo en infinito
  • ¿Cuánto se quiere lograr? – Establecimiento de meta
  • ¿Qué se va a medir? – Establecimiento de indicador
  • ¿Cuándo se va a lograr? – Temporalidad

De los cuestionamientos anteriores la piedra angular del objetivo está en el ¿Qué se va a medir?, es decir, en el Indicador; una pregunta que puede parecer sencilla, sin embargo, la complejidad de su construcción es adversa.

El reto de la construcción

Para lograr un indicador sólido en primera instancia debe ser mensurable, accionable, práctico y relevante, de tal manera que se pueda evaluar el valor de éxito u oportunidad de mejora del objetivo planteado.

Cabe mencionar que el reto de la construcción no sólo considera los aspectos mencionados, ya que se involucran procesos de investigación sobre históricos, estadísticas, proyecciones, presupuestos e iniciativas, con la finalidad de construir indicadores contundentes (éstos pueden ser de eficacia o eficiencia).

En conclusión

Un indicador contundente debe concebir 5 imperativos que permitirán medir para mejorar, logrando una conjunción entre lo qué quiero hacer, lo qué debo hacer y lo qué puedo hacer, estos son indicadores:

  • Alcanzables a corto, mediano y largo plazo
  • Consistentes, entendibles y operables en el tiempo
  • Alineados a la estrategia, objetivo y operación
  • Que definen la propuesta de lo que se pretende lograr
  • Que miden el desempeño y los resultados

Te invitamos a leer:

¿Cómo lograr una eficaz gestión del cambio en las organizaciones?

Revista Contacto de Union Empresarial

Otras publicaciones

Deje un comentario